91 639 06 80 | 600 428 032 info@clinicaluxury.com

CAVITACIÓN

¡Pide tu cita!

El HIFU es un sistema de rejuvenecimiento y remodelación corporal y facial que, sin ser invasivo, mejora la estructura, tonicidad y apariencia de la piel, siendo capaz también de reducir los cúmulos grasos de adiposidad localizada.

Se lo emplea para realizar lifting sin cirugía ya que ofrece los mismos resultados, pero sin las complicaciones de la intervención quirúrgica, ni acarrea la posibilidad de que las facciones se vean alteradas de alguna manera.

El tratamiento HIFU consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía en la piel, para remodelar su tejido, mediante ablación térmica.

En este proceso, los tejidos colindantes no quedan afectados, pues esta es una técnica no invasiva, que trae múltiples ventajas para el paciente.

Los aparatos de HIFU en estética emiten energía ultrasónica de forma concentrada en un haz de sonido, del mismo modo que una lupa con los rayos del sol, sin causar daño alguno a los tejidos.

Estos aumentan la temperatura de la zona tratada a unos 65° /  70°, localizando el calor a unos 4.5 mm. de la epidermis, lo que consigue miles de puntos de coagulación muy precisos a diferentes profundidades.

Dicho mecanismo permite hacer la neocolagenogénesis (remodelación del colágeno), un proceso en el cual los tejidos comienzan a repararse, mejorando notablemente la apariencia de la piel desde la primera sesión.

    Cómo Funciona HIFU

    Cuando HIFU entra en contacto con la piel, la energía ultrasónica atraviesa la dermis y la musculatura superficial llegando a profundidades de entre 1.5 mm., 3 mm. y 4.5 mm., según el caso.

    Genera un incremento de la temperatura del tejido que puede llegar de los 65 a los 75 grados, lo que causa de forma inmediata una contracción de las fibras de colágeno y elastina, con el posterior proceso de reestructuración.

    A su vez, causa millones de puntos microscópicos de coagulación, que son los responsables de causar la respuesta proteica y celular con la remodelación del colágeno y la elastina.

    Es importante resaltar el hecho de que la coagulación térmica es selectiva, por lo que siempre deja espacios intactos en el tejido colindante, lo que favorece la respuesta curativa del cuerpo.

    HIFU trata las fibras de soporte del sistema aponeurótico superficial retrayendo, compactando y creando nuevas fibras que tensan, otorgan tonicidad y definen el contorno del rostro, rejuveneciéndolo de manera natural y preservando sus facciones.

      Beneficios del HIFU

      • Puede usarse en cualquier tipo de piel, sin causar lesiones ni molestias.
      • No es fotosensibilizante, así que puede aplicarse en cualquier época del año.
      • No daña tejidos adyacentes a la zona tratada.
      • Ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, pues mejora la piel a largo plazo y trabaja en cada uno de sus estratos.
      • Da resultados muy similares a los ofrecidos por procedimientos quirúrgicos, puesto que puede eliminar arrugas en ojos, boca y frente de manera manual.
      • Minimiza las marcas de expresión que denotan envejecimiento, debido a la regeneración de colágeno y elastina, de manera natural.
      • Destruye de forma definitiva los adipocitos, por lo que elimina grasa permanente en abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura, previendo, además, la flacidez en el contorno corporal.
      • Requiere de pocas sesiones: basta con unas 3 para conseguir el resultado deseado.

      El HIFU es Indicado Para

      • Personas con flacidez de piel leve o moderada, en un rango etario de 30 a 60 años.
      • Pacientes con mayor grado de flacidez que no quieren o no pueden recurrir a una a cirugía.
      • Individuos con las cejas caídas, flacidez en las mejillas, región mandibular y cuello.

        La sesión con HIFU

        La aplicación de la terapia puede soportarse con facilidad y suele durar de 30 minutos a 2 horas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el nivel de dolor depende de cada persona.

        Habitualmente, se sienten molestias cuando la energía es liberada, pero esto dura solo unos instantes.

        En consecuencia, el paciente puede retomar sus actividades sin problemas, pues, en caso de producirse inflamaciones o enrojecimientos, desaparecerán luego de unas horas.

        Cabe destacar que en algunos casos se puede experimentar una mayor sensibilidad u hormigueo al tacto. Esto es completamente normal y su efecto es temporal.

        Los resultados finales se observan pasados 1 o 2 meses. Incluso, en algunos casos, no son visibles hasta los 6 meses. Sea cual sea la experiencia,  es posible ver la contracción inmediata de los tejidos desde la primera aplicación.

        Resultados de HIFU, Efectos y Alcance del Tratamiento

        Este sistema permite tratar diversas patologías estéticas debido a que trabaja en distintos niveles sobre el tejido. Dependiendo de la capacidad de penetración, HIFU actúa sobre la dermis superficial, la profunda, el SMAS y la grasa subcutánea.

        Con HIFU se obtiene:

        • Tensado de la piel.
        • Mejoramiento del contorno del óvalo facial.
        • Incremento en la densidad del tejido.
        • Minimización de las arrugas.
        • Reducción de depósitos grasos, tanto corporales como faciales (HIFU en papada).
        • Rejuvenecimiento facial que preserva la naturalidad de los rasgos.
        • ·Retraso en la aparición de los primeros signos de la edad.
        • Prolongación de los resultados obtenidos con intervenciones quirúrgicas estéticas previas.
        • Minimización de hiperpigmentaciones.

          Contraindicaciones del HIFU

          No se puede aplicar HIFU en:

          • Heridas abiertas o lesiones en el área del tratamiento.
          • Acné severo o quístico en la zona a tratar.
          • Pacientes con implantes activos (marcapasos).
          • Personas con implantes metálicos, rellenos dérmicos o implantes en la área a trabajar.
          • Queloides existente o individuos con tendencia a desarrollarlos.
          • Gente que consuma anticoagulantes o tengan trastornos hemorrágicos o con disfunción hemostática.
          • Embarazos o períodos de lactancia.
          • Niños.
          • Pacientes con enfermedades sistémicas activas o cutáneas que puedan alterar la cicatrización.
          • Individuos con herpes simple.
          • Personas con enfermedades autoinmunes.
          • Diabéticos.
          • Epilépticos.
          • Gente con parálisis de Bell.

          Posibles Efectos Secundarios de la Aplicación de HIFU

          • Eritema en la zona tratada, la cual se va a las 2 horas.
          • Edemas leves después del tratamiento, que desaparecen después de 3 a 72 horas.
          • Molestias posteriores que se van después de 2  horas e, incluso, 2 días.
          • Hematomas leves causados por la rotura de los vasos sanguíneos del tejido blando. Se disipan en un periodo de 2 días a 2 semanas después de la aplicación.
          • Hormigueo transitorio.

            HIFU Facial

            En los tratamientos faciales de rejuvenecimiento, HIFU genera la retracción inmediata de las fibras de colágeno y elastina, con la posterior reestructuración molecular de las mismas.

            El tejido se contrae, lo que se percibe desde el exterior como un efecto de tensado de la piel y mejoramiento del contorno como de las zonas que han caído por el paso del tiempo y efecto de la gravedad.

            HIFU estimula de forma natural a los fibroblastos, por lo que el efecto de rejuvenecimiento se mantiene, siendo afectado solamente por el proceso natural de envejecimiento.

            Cómo es la Sesión Facial

            No requiere de preparación previa, el especialista limpia el rostro en profundidad para retirar maquillaje y suciedad.

            Por lo general, se aplica una crema anestésica tópica que reduzca las molestias de la sesión; también, el gel conductor para pasar el cabezal del equipo y permitir que la energía del ultrasonido llegue a los tejidos. La aplicación de HIFU dura de 30 a 90 minutos, dependiendo del trabajo que haya que realizar.

            Cantidad de Sesiones Necesarias

            El número de aplicaciones dependerá de las características de la persona, como el estado de su piel, la edad, hábitos de vida, problema a tratar, etc.

            Por lo general, el mínimo son 2 sesiones, pero esto es completamente variable.

              El HIFU es un sistema de rejuvenecimiento y remodelación corporal y facial que, sin ser invasivo, mejora la estructura, tonicidad y apariencia de la piel, siendo capaz también de reducir los cúmulos grasos de adiposidad localizada.

              Se lo emplea para realizar lifting sin cirugía ya que ofrece los mismos resultados, pero sin las complicaciones de la intervención quirúrgica, ni acarrea la posibilidad de que las facciones se vean alteradas de alguna manera.

              El tratamiento HIFU consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía en la piel, para remodelar su tejido, mediante ablación térmica.

              En este proceso, los tejidos colindantes no quedan afectados, pues esta es una técnica no invasiva, que trae múltiples ventajas para el paciente.

              Los aparatos de HIFU en estética emiten energía ultrasónica de forma concentrada en un haz de sonido, del mismo modo que una lupa con los rayos del sol, sin causar daño alguno a los tejidos.

              Estos aumentan la temperatura de la zona tratada a unos 65° /  70°, localizando el calor a unos 4.5 mm. de la epidermis, lo que consigue miles de puntos de coagulación muy precisos a diferentes profundidades.

              Dicho mecanismo permite hacer la neocolagenogénesis (remodelación del colágeno), un proceso en el cual los tejidos comienzan a repararse, mejorando notablemente la apariencia de la piel desde la primera sesión.

              Cómo Funciona HIFU

              Cuando HIFU entra en contacto con la piel, la energía ultrasónica atraviesa la dermis y la musculatura superficial llegando a profundidades de entre 1.5 mm., 3 mm. y 4.5 mm., según el caso.

              Genera un incremento de la temperatura del tejido que puede llegar de los 65 a los 75 grados, lo que causa de forma inmediata una contracción de las fibras de colágeno y elastina, con el posterior proceso de reestructuración.

              A su vez, causa millones de puntos microscópicos de coagulación, que son los responsables de causar la respuesta proteica y celular con la remodelación del colágeno y la elastina.

              Es importante resaltar el hecho de que la coagulación térmica es selectiva, por lo que siempre deja espacios intactos en el tejido colindante, lo que favorece la respuesta curativa del cuerpo.

              HIFU trata las fibras de soporte del sistema aponeurótico superficial retrayendo, compactando y creando nuevas fibras que tensan, otorgan tonicidad y definen el contorno del rostro, rejuveneciéndolo de manera natural y preservando sus facciones.

              Beneficios del HIFU

              • Puede usarse en cualquier tipo de piel, sin causar lesiones ni molestias.
              • No es fotosensibilizante, así que puede aplicarse en cualquier época del año.
              • No daña tejidos adyacentes a la zona tratada.
              • Ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, pues mejora la piel a largo plazo y trabaja en cada uno de sus estratos.
              • Da resultados muy similares a los ofrecidos por procedimientos quirúrgicos, puesto que puede eliminar arrugas en ojos, boca y frente de manera manual.
              • Minimiza las marcas de expresión que denotan envejecimiento, debido a la regeneración de colágeno y elastina, de manera natural.
              • Destruye de forma definitiva los adipocitos, por lo que elimina grasa permanente en abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura, previendo, además, la flacidez en el contorno corporal.
              • Requiere de pocas sesiones: basta con unas 3 para conseguir el resultado deseado.

              El HIFU es Indicado Para

              • Personas con flacidez de piel leve o moderada, en un rango etario de 30 a 60 años.
              • Pacientes con mayor grado de flacidez que no quieren o no pueden recurrir a una a cirugía.
              • Individuos con las cejas caídas, flacidez en las mejillas, región mandibular y cuello.

              La sesión con HIFU

              La aplicación de la terapia puede soportarse con facilidad y suele durar de 30 minutos a 2 horas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el nivel de dolor depende de cada persona.

              Habitualmente, se sienten molestias cuando la energía es liberada, pero esto dura solo unos instantes.

              En consecuencia, el paciente puede retomar sus actividades sin problemas, pues, en caso de producirse inflamaciones o enrojecimientos, desaparecerán luego de unas horas.

              Cabe destacar que en algunos casos se puede experimentar una mayor sensibilidad u hormigueo al tacto. Esto es completamente normal y su efecto es temporal.

              Los resultados finales se observan pasados 1 o 2 meses. Incluso, en algunos casos, no son visibles hasta los 6 meses. Sea cual sea la experiencia,  es posible ver la contracción inmediata de los tejidos desde la primera aplicación.

              Resultados de HIFU, Efectos y Alcance del Tratamiento

              Este sistema permite tratar diversas patologías estéticas debido a que trabaja en distintos niveles sobre el tejido. Dependiendo de la capacidad de penetración, HIFU actúa sobre la dermis superficial, la profunda, el SMAS y la grasa subcutánea.

              Con HIFU se obtiene:

              • Tensado de la piel.
              • Mejoramiento del contorno del óvalo facial.
              • Incremento en la densidad del tejido.
              • Minimización de las arrugas.
              • Reducción de depósitos grasos, tanto corporales como faciales (HIFU en papada).
              • Rejuvenecimiento facial que preserva la naturalidad de los rasgos.
              • ·Retraso en la aparición de los primeros signos de la edad.
              • Prolongación de los resultados obtenidos con intervenciones quirúrgicas estéticas previas.
              • Minimización de hiperpigmentaciones.

              Contraindicaciones del HIFU

              No se puede aplicar HIFU en:

              • Heridas abiertas o lesiones en el área del tratamiento.
              • Acné severo o quístico en la zona a tratar.
              • Pacientes con implantes activos (marcapasos).
              • Personas con implantes metálicos, rellenos dérmicos o implantes en la área a trabajar.
              • Queloides existente o individuos con tendencia a desarrollarlos.
              • Gente que consuma anticoagulantes o tengan trastornos hemorrágicos o con disfunción hemostática.
              • Embarazos o períodos de lactancia.
              • Niños.
              • Pacientes con enfermedades sistémicas activas o cutáneas que puedan alterar la cicatrización.
              • Individuos con herpes simple.
              • Personas con enfermedades autoinmunes.
              • Diabéticos.
              • Epilépticos.
              • Gente con parálisis de Bell.

               

              Posibles Efectos Secundarios de la Aplicación de HIFU

              • Eritema en la zona tratada, la cual se va a las 2 horas.
              • Edemas leves después del tratamiento, que desaparecen después de 3 a 72 horas.
              • Molestias posteriores que se van después de 2  horas e, incluso, 2 días.
              • Hematomas leves causados por la rotura de los vasos sanguíneos del tejido blando. Se disipan en un periodo de 2 días a 2 semanas después de la aplicación.
              • Hormigueo transitorio.

              HIFU Facial

              En los tratamientos faciales de rejuvenecimiento, HIFU genera la retracción inmediata de las fibras de colágeno y elastina, con la posterior reestructuración molecular de las mismas.

              El tejido se contrae, lo que se percibe desde el exterior como un efecto de tensado de la piel y mejoramiento del contorno como de las zonas que han caído por el paso del tiempo y efecto de la gravedad.

              HIFU estimula de forma natural a los fibroblastos, por lo que el efecto de rejuvenecimiento se mantiene, siendo afectado solamente por el proceso natural de envejecimiento.

              Cómo es la Sesión Facial

              No requiere de preparación previa, el especialista limpia el rostro en profundidad para retirar maquillaje y suciedad.

              Por lo general, se aplica una crema anestésica tópica que reduzca las molestias de la sesión; también, el gel conductor para pasar el cabezal del equipo y permitir que la energía del ultrasonido llegue a los tejidos. La aplicación de HIFU dura de 30 a 90 minutos, dependiendo del trabajo que haya que realizar.

              Cantidad de Sesiones Necesarias

              El número de aplicaciones dependerá de las características de la persona, como el estado de su piel, la edad, hábitos de vida, problema a tratar, etc.

              Por lo general, el mínimo son 2 sesiones, pero esto es completamente variable.

               

              Zonas de aplicación de HIFU Facial

              • Contorno del óvalo.
              • Papada.
              • Patas de gallo.
              • Cuello y escote.
              • Frente.
              • Mejillas.
              • Bolsas y ojeras.
              • Labio superior.

              HIFU Facial: Antes y Después

              Al contrario de la cirugía, HIFU no implica preparación previa ni reposo; tampoco supone alteraciones en la rutina diaria, pero sí es importante evitar la exposición solar de la zona tratada ya que esto puede incrementar la inflamación o el enrojecimiento que suele aparecer después de cada sesión.

              Efectos Colaterales Tratamiento Facial

              Son efectos colaterales temporales, que se resuelven de manera rápida.

              • Hematomas
              • Falta de sensibilidad al tacto
              • Hormigueo
              • Hinchazón
              • Leve enrojecimiento

              HIFU Facial, Contraindicaciones

              • Presencia de heridas abiertas en la zona a tratar.
              • Embarazo o lactancia.
              • Casos de Acné severo.
              • Presencia de marcapasos o desfibriladores.
              • Pacientes con enfermedades inmunosupresoras.
              • Personas con trastornos hemorrágicos o disfunción hemostática.
              • Sobre zonas con implantes de dispositivos eléctricos, piezas metálicas en rostro y cuello. Si se tienen implantes dentales, es necesario cubrir la zona antes de la aplicación de HIFU.
              • Nunca se aplica en caso de rellenos faciales con siliconas.
              • Alteraciones en la normal cicatrización.
              • Epilepsia.
              • Problemas de coagulación.
              • Cáncer.
              • Obesidad.
              • Enfermedades neuromusculares y del tejido conectivo.
              • Cardiopatías.
              • Personas con un proceso infeccioso o fiebre.
              • Quienes hayan consumido alcohol antes de la sesión.
              • Enfermedades mentales.
              • Insuficiencia renal.

              El HIFU es un sistema de rejuvenecimiento y remodelación corporal y facial que, sin ser invasivo, mejora la estructura, tonicidad y apariencia de la piel, siendo capaz también de reducir los cúmulos grasos de adiposidad localizada.

              Se lo emplea para realizar lifting sin cirugía ya que ofrece los mismos resultados, pero sin las complicaciones de la intervención quirúrgica, ni acarrea la posibilidad de que las facciones se vean alteradas de alguna manera.

              El tratamiento HIFU consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía en la piel, para remodelar su tejido, mediante ablación térmica.

              En este proceso, los tejidos colindantes no quedan afectados, pues esta es una técnica no invasiva, que trae múltiples ventajas para el paciente.

              Los aparatos de HIFU en estética emiten energía ultrasónica de forma concentrada en un haz de sonido, del mismo modo que una lupa con los rayos del sol, sin causar daño alguno a los tejidos.

              Estos aumentan la temperatura de la zona tratada a unos 65° /  70°, localizando el calor a unos 4.5 mm. de la epidermis, lo que consigue miles de puntos de coagulación muy precisos a diferentes profundidades.

              Dicho mecanismo permite hacer la neocolagenogénesis (remodelación del colágeno), un proceso en el cual los tejidos comienzan a repararse, mejorando notablemente la apariencia de la piel desde la primera sesión.

              Cómo Funciona HIFU

              Cuando HIFU entra en contacto con la piel, la energía ultrasónica atraviesa la dermis y la musculatura superficial llegando a profundidades de entre 1.5 mm., 3 mm. y 4.5 mm., según el caso.

              Genera un incremento de la temperatura del tejido que puede llegar de los 65 a los 75 grados, lo que causa de forma inmediata una contracción de las fibras de colágeno y elastina, con el posterior proceso de reestructuración.

              A su vez, causa millones de puntos microscópicos de coagulación, que son los responsables de causar la respuesta proteica y celular con la remodelación del colágeno y la elastina.

              Es importante resaltar el hecho de que la coagulación térmica es selectiva, por lo que siempre deja espacios intactos en el tejido colindante, lo que favorece la respuesta curativa del cuerpo.

              HIFU trata las fibras de soporte del sistema aponeurótico superficial retrayendo, compactando y creando nuevas fibras que tensan, otorgan tonicidad y definen el contorno del rostro, rejuveneciéndolo de manera natural y preservando sus facciones.

              Beneficios del HIFU

              • Puede usarse en cualquier tipo de piel, sin causar lesiones ni molestias.
              • No es fotosensibilizante, así que puede aplicarse en cualquier época del año.
              • No daña tejidos adyacentes a la zona tratada.
              • Ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, pues mejora la piel a largo plazo y trabaja en cada uno de sus estratos.
              • Da resultados muy similares a los ofrecidos por procedimientos quirúrgicos, puesto que puede eliminar arrugas en ojos, boca y frente de manera manual.
              • Minimiza las marcas de expresión que denotan envejecimiento, debido a la regeneración de colágeno y elastina, de manera natural.
              • Destruye de forma definitiva los adipocitos, por lo que elimina grasa permanente en abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura, previendo, además, la flacidez en el contorno corporal.
              • Requiere de pocas sesiones: basta con unas 3 para conseguir el resultado deseado.

              El HIFU es Indicado Para

              • Personas con flacidez de piel leve o moderada, en un rango etario de 30 a 60 años.
              • Pacientes con mayor grado de flacidez que no quieren o no pueden recurrir a una a cirugía.
              • Individuos con las cejas caídas, flacidez en las mejillas, región mandibular y cuello.

              La sesión con HIFU

              La aplicación de la terapia puede soportarse con facilidad y suele durar de 30 minutos a 2 horas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el nivel de dolor depende de cada persona.

              Habitualmente, se sienten molestias cuando la energía es liberada, pero esto dura solo unos instantes.

              En consecuencia, el paciente puede retomar sus actividades sin problemas, pues, en caso de producirse inflamaciones o enrojecimientos, desaparecerán luego de unas horas.

              Cabe destacar que en algunos casos se puede experimentar una mayor sensibilidad u hormigueo al tacto. Esto es completamente normal y su efecto es temporal.

              Los resultados finales se observan pasados 1 o 2 meses. Incluso, en algunos casos, no son visibles hasta los 6 meses. Sea cual sea la experiencia,  es posible ver la contracción inmediata de los tejidos desde la primera aplicación.

              Resultados de HIFU, Efectos y Alcance del Tratamiento

              Este sistema permite tratar diversas patologías estéticas debido a que trabaja en distintos niveles sobre el tejido. Dependiendo de la capacidad de penetración, HIFU actúa sobre la dermis superficial, la profunda, el SMAS y la grasa subcutánea.

              Con HIFU se obtiene:

              • Tensado de la piel.
              • Mejoramiento del contorno del óvalo facial.
              • Incremento en la densidad del tejido.
              • Minimización de las arrugas.
              • Reducción de depósitos grasos, tanto corporales como faciales (HIFU en papada).
              • Rejuvenecimiento facial que preserva la naturalidad de los rasgos.
              • ·Retraso en la aparición de los primeros signos de la edad.
              • Prolongación de los resultados obtenidos con intervenciones quirúrgicas estéticas previas.
              • Minimización de hiperpigmentaciones.

              Contraindicaciones del HIFU

              No se puede aplicar HIFU en:

              • Heridas abiertas o lesiones en el área del tratamiento.
              • Acné severo o quístico en la zona a tratar.
              • Pacientes con implantes activos (marcapasos).
              • Personas con implantes metálicos, rellenos dérmicos o implantes en la área a trabajar.
              • Queloides existente o individuos con tendencia a desarrollarlos.
              • Gente que consuma anticoagulantes o tengan trastornos hemorrágicos o con disfunción hemostática.
              • Embarazos o períodos de lactancia.
              • Niños.
              • Pacientes con enfermedades sistémicas activas o cutáneas que puedan alterar la cicatrización.
              • Individuos con herpes simple.
              • Personas con enfermedades autoinmunes.
              • Diabéticos.
              • Epilépticos.
              • Gente con parálisis de Bell.

               

              Posibles Efectos Secundarios de la Aplicación de HIFU

              • Eritema en la zona tratada, la cual se va a las 2 horas.
              • Edemas leves después del tratamiento, que desaparecen después de 3 a 72 horas.
              • Molestias posteriores que se van después de 2  horas e, incluso, 2 días.
              • Hematomas leves causados por la rotura de los vasos sanguíneos del tejido blando. Se disipan en un periodo de 2 días a 2 semanas después de la aplicación.
              • Hormigueo transitorio.

              HIFU Facial

              En los tratamientos faciales de rejuvenecimiento, HIFU genera la retracción inmediata de las fibras de colágeno y elastina, con la posterior reestructuración molecular de las mismas.

              El tejido se contrae, lo que se percibe desde el exterior como un efecto de tensado de la piel y mejoramiento del contorno como de las zonas que han caído por el paso del tiempo y efecto de la gravedad.

              HIFU estimula de forma natural a los fibroblastos, por lo que el efecto de rejuvenecimiento se mantiene, siendo afectado solamente por el proceso natural de envejecimiento.

              Cómo es la Sesión Facial

              No requiere de preparación previa, el especialista limpia el rostro en profundidad para retirar maquillaje y suciedad.

              Por lo general, se aplica una crema anestésica tópica que reduzca las molestias de la sesión; también, el gel conductor para pasar el cabezal del equipo y permitir que la energía del ultrasonido llegue a los tejidos. La aplicación de HIFU dura de 30 a 90 minutos, dependiendo del trabajo que haya que realizar.

              Cantidad de Sesiones Necesarias

              El número de aplicaciones dependerá de las características de la persona, como el estado de su piel, la edad, hábitos de vida, problema a tratar, etc.

              Por lo general, el mínimo son 2 sesiones, pero esto es completamente variable.

               

              Zonas de aplicación de HIFU Facial

              • Contorno del óvalo.
              • Papada.
              • Patas de gallo.
              • Cuello y escote.
              • Frente.
              • Mejillas.
              • Bolsas y ojeras.
              • Labio superior.

              HIFU Facial: Antes y Después

              Al contrario de la cirugía, HIFU no implica preparación previa ni reposo; tampoco supone alteraciones en la rutina diaria, pero sí es importante evitar la exposición solar de la zona tratada ya que esto puede incrementar la inflamación o el enrojecimiento que suele aparecer después de cada sesión.

              Efectos Colaterales Tratamiento Facial

              Son efectos colaterales temporales, que se resuelven de manera rápida.

              • Hematomas
              • Falta de sensibilidad al tacto
              • Hormigueo
              • Hinchazón
              • Leve enrojecimiento

              HIFU Facial, Contraindicaciones

              • Presencia de heridas abiertas en la zona a tratar.
              • Embarazo o lactancia.
              • Casos de Acné severo.
              • Presencia de marcapasos o desfibriladores.
              • Pacientes con enfermedades inmunosupresoras.
              • Personas con trastornos hemorrágicos o disfunción hemostática.
              • Sobre zonas con implantes de dispositivos eléctricos, piezas metálicas en rostro y cuello. Si se tienen implantes dentales, es necesario cubrir la zona antes de la aplicación de HIFU.
              • Nunca se aplica en caso de rellenos faciales con siliconas.
              • Alteraciones en la normal cicatrización.
              • Epilepsia.
              • Problemas de coagulación.
              • Cáncer.
              • Obesidad.
              • Enfermedades neuromusculares y del tejido conectivo.
              • Cardiopatías.
              • Personas con un proceso infeccioso o fiebre.
              • Quienes hayan consumido alcohol antes de la sesión.
              • Enfermedades mentales.
              • Insuficiencia renal.

              El HIFU es un sistema de rejuvenecimiento y remodelación corporal y facial que, sin ser invasivo, mejora la estructura, tonicidad y apariencia de la piel, siendo capaz también de reducir los cúmulos grasos de adiposidad localizada.

              Se lo emplea para realizar lifting sin cirugía ya que ofrece los mismos resultados, pero sin las complicaciones de la intervención quirúrgica, ni acarrea la posibilidad de que las facciones se vean alteradas de alguna manera.

              El tratamiento HIFU consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía en la piel, para remodelar su tejido, mediante ablación térmica.

              En este proceso, los tejidos colindantes no quedan afectados, pues esta es una técnica no invasiva, que trae múltiples ventajas para el paciente.

              Los aparatos de HIFU en estética emiten energía ultrasónica de forma concentrada en un haz de sonido, del mismo modo que una lupa con los rayos del sol, sin causar daño alguno a los tejidos.

              Estos aumentan la temperatura de la zona tratada a unos 65° /  70°, localizando el calor a unos 4.5 mm. de la epidermis, lo que consigue miles de puntos de coagulación muy precisos a diferentes profundidades.

              Dicho mecanismo permite hacer la neocolagenogénesis (remodelación del colágeno), un proceso en el cual los tejidos comienzan a repararse, mejorando notablemente la apariencia de la piel desde la primera sesión.

              Cómo Funciona HIFU

              Cuando HIFU entra en contacto con la piel, la energía ultrasónica atraviesa la dermis y la musculatura superficial llegando a profundidades de entre 1.5 mm., 3 mm. y 4.5 mm., según el caso.

              Genera un incremento de la temperatura del tejido que puede llegar de los 65 a los 75 grados, lo que causa de forma inmediata una contracción de las fibras de colágeno y elastina, con el posterior proceso de reestructuración.

              A su vez, causa millones de puntos microscópicos de coagulación, que son los responsables de causar la respuesta proteica y celular con la remodelación del colágeno y la elastina.

              Es importante resaltar el hecho de que la coagulación térmica es selectiva, por lo que siempre deja espacios intactos en el tejido colindante, lo que favorece la respuesta curativa del cuerpo.

              HIFU trata las fibras de soporte del sistema aponeurótico superficial retrayendo, compactando y creando nuevas fibras que tensan, otorgan tonicidad y definen el contorno del rostro, rejuveneciéndolo de manera natural y preservando sus facciones.

              Beneficios del HIFU

              • Puede usarse en cualquier tipo de piel, sin causar lesiones ni molestias.
              • No es fotosensibilizante, así que puede aplicarse en cualquier época del año.
              • No daña tejidos adyacentes a la zona tratada.
              • Ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, pues mejora la piel a largo plazo y trabaja en cada uno de sus estratos.
              • Da resultados muy similares a los ofrecidos por procedimientos quirúrgicos, puesto que puede eliminar arrugas en ojos, boca y frente de manera manual.
              • Minimiza las marcas de expresión que denotan envejecimiento, debido a la regeneración de colágeno y elastina, de manera natural.
              • Destruye de forma definitiva los adipocitos, por lo que elimina grasa permanente en abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura, previendo, además, la flacidez en el contorno corporal.
              • Requiere de pocas sesiones: basta con unas 3 para conseguir el resultado deseado.

              El HIFU es Indicado Para

              • Personas con flacidez de piel leve o moderada, en un rango etario de 30 a 60 años.
              • Pacientes con mayor grado de flacidez que no quieren o no pueden recurrir a una a cirugía.
              • Individuos con las cejas caídas, flacidez en las mejillas, región mandibular y cuello.

              La sesión con HIFU

              La aplicación de la terapia puede soportarse con facilidad y suele durar de 30 minutos a 2 horas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el nivel de dolor depende de cada persona.

              Habitualmente, se sienten molestias cuando la energía es liberada, pero esto dura solo unos instantes.

              En consecuencia, el paciente puede retomar sus actividades sin problemas, pues, en caso de producirse inflamaciones o enrojecimientos, desaparecerán luego de unas horas.

              Cabe destacar que en algunos casos se puede experimentar una mayor sensibilidad u hormigueo al tacto. Esto es completamente normal y su efecto es temporal.

              Los resultados finales se observan pasados 1 o 2 meses. Incluso, en algunos casos, no son visibles hasta los 6 meses. Sea cual sea la experiencia,  es posible ver la contracción inmediata de los tejidos desde la primera aplicación.

              Resultados de HIFU, Efectos y Alcance del Tratamiento

              Este sistema permite tratar diversas patologías estéticas debido a que trabaja en distintos niveles sobre el tejido. Dependiendo de la capacidad de penetración, HIFU actúa sobre la dermis superficial, la profunda, el SMAS y la grasa subcutánea.

              Con HIFU se obtiene:

              • Tensado de la piel.
              • Mejoramiento del contorno del óvalo facial.
              • Incremento en la densidad del tejido.
              • Minimización de las arrugas.
              • Reducción de depósitos grasos, tanto corporales como faciales (HIFU en papada).
              • Rejuvenecimiento facial que preserva la naturalidad de los rasgos.
              • ·Retraso en la aparición de los primeros signos de la edad.
              • Prolongación de los resultados obtenidos con intervenciones quirúrgicas estéticas previas.
              • Minimización de hiperpigmentaciones.

              Contraindicaciones del HIFU

              No se puede aplicar HIFU en:

              • Heridas abiertas o lesiones en el área del tratamiento.
              • Acné severo o quístico en la zona a tratar.
              • Pacientes con implantes activos (marcapasos).
              • Personas con implantes metálicos, rellenos dérmicos o implantes en la área a trabajar.
              • Queloides existente o individuos con tendencia a desarrollarlos.
              • Gente que consuma anticoagulantes o tengan trastornos hemorrágicos o con disfunción hemostática.
              • Embarazos o períodos de lactancia.
              • Niños.
              • Pacientes con enfermedades sistémicas activas o cutáneas que puedan alterar la cicatrización.
              • Individuos con herpes simple.
              • Personas con enfermedades autoinmunes.
              • Diabéticos.
              • Epilépticos.
              • Gente con parálisis de Bell.

               

              Posibles Efectos Secundarios de la Aplicación de HIFU

              • Eritema en la zona tratada, la cual se va a las 2 horas.
              • Edemas leves después del tratamiento, que desaparecen después de 3 a 72 horas.
              • Molestias posteriores que se van después de 2  horas e, incluso, 2 días.
              • Hematomas leves causados por la rotura de los vasos sanguíneos del tejido blando. Se disipan en un periodo de 2 días a 2 semanas después de la aplicación.
              • Hormigueo transitorio.

              HIFU Facial

              En los tratamientos faciales de rejuvenecimiento, HIFU genera la retracción inmediata de las fibras de colágeno y elastina, con la posterior reestructuración molecular de las mismas.

              El tejido se contrae, lo que se percibe desde el exterior como un efecto de tensado de la piel y mejoramiento del contorno como de las zonas que han caído por el paso del tiempo y efecto de la gravedad.

              HIFU estimula de forma natural a los fibroblastos, por lo que el efecto de rejuvenecimiento se mantiene, siendo afectado solamente por el proceso natural de envejecimiento.

              Cómo es la Sesión Facial

              No requiere de preparación previa, el especialista limpia el rostro en profundidad para retirar maquillaje y suciedad.

              Por lo general, se aplica una crema anestésica tópica que reduzca las molestias de la sesión; también, el gel conductor para pasar el cabezal del equipo y permitir que la energía del ultrasonido llegue a los tejidos. La aplicación de HIFU dura de 30 a 90 minutos, dependiendo del trabajo que haya que realizar.

              Cantidad de Sesiones Necesarias

              El número de aplicaciones dependerá de las características de la persona, como el estado de su piel, la edad, hábitos de vida, problema a tratar, etc.

              Por lo general, el mínimo son 2 sesiones, pero esto es completamente variable.

               

              Zonas de aplicación de HIFU Facial

              • Contorno del óvalo.
              • Papada.
              • Patas de gallo.
              • Cuello y escote.
              • Frente.
              • Mejillas.
              • Bolsas y ojeras.
              • Labio superior.

              HIFU Facial: Antes y Después

              Al contrario de la cirugía, HIFU no implica preparación previa ni reposo; tampoco supone alteraciones en la rutina diaria, pero sí es importante evitar la exposición solar de la zona tratada ya que esto puede incrementar la inflamación o el enrojecimiento que suele aparecer después de cada sesión.

              Efectos Colaterales Tratamiento Facial

              Son efectos colaterales temporales, que se resuelven de manera rápida.

              • Hematomas
              • Falta de sensibilidad al tacto
              • Hormigueo
              • Hinchazón
              • Leve enrojecimiento

              HIFU Facial, Contraindicaciones

              • Presencia de heridas abiertas en la zona a tratar.
              • Embarazo o lactancia.
              • Casos de Acné severo.
              • Presencia de marcapasos o desfibriladores.
              • Pacientes con enfermedades inmunosupresoras.
              • Personas con trastornos hemorrágicos o disfunción hemostática.
              • Sobre zonas con implantes de dispositivos eléctricos, piezas metálicas en rostro y cuello. Si se tienen implantes dentales, es necesario cubrir la zona antes de la aplicación de HIFU.
              • Nunca se aplica en caso de rellenos faciales con siliconas.
              • Alteraciones en la normal cicatrización.
              • Epilepsia.
              • Problemas de coagulación.
              • Cáncer.
              • Obesidad.
              • Enfermedades neuromusculares y del tejido conectivo.
              • Cardiopatías.
              • Personas con un proceso infeccioso o fiebre.
              • Quienes hayan consumido alcohol antes de la sesión.
              • Enfermedades mentales.
              • Insuficiencia renal.

              El HIFU es un sistema de rejuvenecimiento y remodelación corporal y facial que, sin ser invasivo, mejora la estructura, tonicidad y apariencia de la piel, siendo capaz también de reducir los cúmulos grasos de adiposidad localizada.

              Se lo emplea para realizar lifting sin cirugía ya que ofrece los mismos resultados, pero sin las complicaciones de la intervención quirúrgica, ni acarrea la posibilidad de que las facciones se vean alteradas de alguna manera.

              El tratamiento HIFU consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía en la piel, para remodelar su tejido, mediante ablación térmica.

              En este proceso, los tejidos colindantes no quedan afectados, pues esta es una técnica no invasiva, que trae múltiples ventajas para el paciente.

              Los aparatos de HIFU en estética emiten energía ultrasónica de forma concentrada en un haz de sonido, del mismo modo que una lupa con los rayos del sol, sin causar daño alguno a los tejidos.

              Estos aumentan la temperatura de la zona tratada a unos 65° /  70°, localizando el calor a unos 4.5 mm. de la epidermis, lo que consigue miles de puntos de coagulación muy precisos a diferentes profundidades.

              Dicho mecanismo permite hacer la neocolagenogénesis (remodelación del colágeno), un proceso en el cual los tejidos comienzan a repararse, mejorando notablemente la apariencia de la piel desde la primera sesión.

              Cómo Funciona HIFU

              Cuando HIFU entra en contacto con la piel, la energía ultrasónica atraviesa la dermis y la musculatura superficial llegando a profundidades de entre 1.5 mm., 3 mm. y 4.5 mm., según el caso.

              Genera un incremento de la temperatura del tejido que puede llegar de los 65 a los 75 grados, lo que causa de forma inmediata una contracción de las fibras de colágeno y elastina, con el posterior proceso de reestructuración.

              A su vez, causa millones de puntos microscópicos de coagulación, que son los responsables de causar la respuesta proteica y celular con la remodelación del colágeno y la elastina.

              Es importante resaltar el hecho de que la coagulación térmica es selectiva, por lo que siempre deja espacios intactos en el tejido colindante, lo que favorece la respuesta curativa del cuerpo.

              HIFU trata las fibras de soporte del sistema aponeurótico superficial retrayendo, compactando y creando nuevas fibras que tensan, otorgan tonicidad y definen el contorno del rostro, rejuveneciéndolo de manera natural y preservando sus facciones.

              Beneficios del HIFU

              • Puede usarse en cualquier tipo de piel, sin causar lesiones ni molestias.
              • No es fotosensibilizante, así que puede aplicarse en cualquier época del año.
              • No daña tejidos adyacentes a la zona tratada.
              • Ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, pues mejora la piel a largo plazo y trabaja en cada uno de sus estratos.
              • Da resultados muy similares a los ofrecidos por procedimientos quirúrgicos, puesto que puede eliminar arrugas en ojos, boca y frente de manera manual.
              • Minimiza las marcas de expresión que denotan envejecimiento, debido a la regeneración de colágeno y elastina, de manera natural.
              • Destruye de forma definitiva los adipocitos, por lo que elimina grasa permanente en abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura, previendo, además, la flacidez en el contorno corporal.
              • Requiere de pocas sesiones: basta con unas 3 para conseguir el resultado deseado.

              El HIFU es Indicado Para

              • Personas con flacidez de piel leve o moderada, en un rango etario de 30 a 60 años.
              • Pacientes con mayor grado de flacidez que no quieren o no pueden recurrir a una a cirugía.
              • Individuos con las cejas caídas, flacidez en las mejillas, región mandibular y cuello.

              La sesión con HIFU

              La aplicación de la terapia puede soportarse con facilidad y suele durar de 30 minutos a 2 horas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el nivel de dolor depende de cada persona.

              Habitualmente, se sienten molestias cuando la energía es liberada, pero esto dura solo unos instantes.

              En consecuencia, el paciente puede retomar sus actividades sin problemas, pues, en caso de producirse inflamaciones o enrojecimientos, desaparecerán luego de unas horas.

              Cabe destacar que en algunos casos se puede experimentar una mayor sensibilidad u hormigueo al tacto. Esto es completamente normal y su efecto es temporal.

              Los resultados finales se observan pasados 1 o 2 meses. Incluso, en algunos casos, no son visibles hasta los 6 meses. Sea cual sea la experiencia,  es posible ver la contracción inmediata de los tejidos desde la primera aplicación.

              Resultados de HIFU, Efectos y Alcance del Tratamiento

              Este sistema permite tratar diversas patologías estéticas debido a que trabaja en distintos niveles sobre el tejido. Dependiendo de la capacidad de penetración, HIFU actúa sobre la dermis superficial, la profunda, el SMAS y la grasa subcutánea.

              Con HIFU se obtiene:

              • Tensado de la piel.
              • Mejoramiento del contorno del óvalo facial.
              • Incremento en la densidad del tejido.
              • Minimización de las arrugas.
              • Reducción de depósitos grasos, tanto corporales como faciales (HIFU en papada).
              • Rejuvenecimiento facial que preserva la naturalidad de los rasgos.
              • ·Retraso en la aparición de los primeros signos de la edad.
              • Prolongación de los resultados obtenidos con intervenciones quirúrgicas estéticas previas.
              • Minimización de hiperpigmentaciones.

              Contraindicaciones del HIFU

              No se puede aplicar HIFU en:

              • Heridas abiertas o lesiones en el área del tratamiento.
              • Acné severo o quístico en la zona a tratar.
              • Pacientes con implantes activos (marcapasos).
              • Personas con implantes metálicos, rellenos dérmicos o implantes en la área a trabajar.
              • Queloides existente o individuos con tendencia a desarrollarlos.
              • Gente que consuma anticoagulantes o tengan trastornos hemorrágicos o con disfunción hemostática.
              • Embarazos o períodos de lactancia.
              • Niños.
              • Pacientes con enfermedades sistémicas activas o cutáneas que puedan alterar la cicatrización.
              • Individuos con herpes simple.
              • Personas con enfermedades autoinmunes.
              • Diabéticos.
              • Epilépticos.
              • Gente con parálisis de Bell.

               

              Posibles Efectos Secundarios de la Aplicación de HIFU

              • Eritema en la zona tratada, la cual se va a las 2 horas.
              • Edemas leves después del tratamiento, que desaparecen después de 3 a 72 horas.
              • Molestias posteriores que se van después de 2  horas e, incluso, 2 días.
              • Hematomas leves causados por la rotura de los vasos sanguíneos del tejido blando. Se disipan en un periodo de 2 días a 2 semanas después de la aplicación.
              • Hormigueo transitorio.

              HIFU Facial

              En los tratamientos faciales de rejuvenecimiento, HIFU genera la retracción inmediata de las fibras de colágeno y elastina, con la posterior reestructuración molecular de las mismas.

              El tejido se contrae, lo que se percibe desde el exterior como un efecto de tensado de la piel y mejoramiento del contorno como de las zonas que han caído por el paso del tiempo y efecto de la gravedad.

              HIFU estimula de forma natural a los fibroblastos, por lo que el efecto de rejuvenecimiento se mantiene, siendo afectado solamente por el proceso natural de envejecimiento.

              Cómo es la Sesión Facial

              No requiere de preparación previa, el especialista limpia el rostro en profundidad para retirar maquillaje y suciedad.

              Por lo general, se aplica una crema anestésica tópica que reduzca las molestias de la sesión; también, el gel conductor para pasar el cabezal del equipo y permitir que la energía del ultrasonido llegue a los tejidos. La aplicación de HIFU dura de 30 a 90 minutos, dependiendo del trabajo que haya que realizar.

              Cantidad de Sesiones Necesarias

              El número de aplicaciones dependerá de las características de la persona, como el estado de su piel, la edad, hábitos de vida, problema a tratar, etc.

              Por lo general, el mínimo son 2 sesiones, pero esto es completamente variable.

               

              Zonas de aplicación de HIFU Facial

              • Contorno del óvalo.
              • Papada.
              • Patas de gallo.
              • Cuello y escote.
              • Frente.
              • Mejillas.
              • Bolsas y ojeras.
              • Labio superior.

              HIFU Facial: Antes y Después

              Al contrario de la cirugía, HIFU no implica preparación previa ni reposo; tampoco supone alteraciones en la rutina diaria, pero sí es importante evitar la exposición solar de la zona tratada ya que esto puede incrementar la inflamación o el enrojecimiento que suele aparecer después de cada sesión.

              Efectos Colaterales Tratamiento Facial

              Son efectos colaterales temporales, que se resuelven de manera rápida.

              • Hematomas
              • Falta de sensibilidad al tacto
              • Hormigueo
              • Hinchazón
              • Leve enrojecimiento

              HIFU Facial, Contraindicaciones

              • Presencia de heridas abiertas en la zona a tratar.
              • Embarazo o lactancia.
              • Casos de Acné severo.
              • Presencia de marcapasos o desfibriladores.
              • Pacientes con enfermedades inmunosupresoras.
              • Personas con trastornos hemorrágicos o disfunción hemostática.
              • Sobre zonas con implantes de dispositivos eléctricos, piezas metálicas en rostro y cuello. Si se tienen implantes dentales, es necesario cubrir la zona antes de la aplicación de HIFU.
              • Nunca se aplica en caso de rellenos faciales con siliconas.
              • Alteraciones en la normal cicatrización.
              • Epilepsia.
              • Problemas de coagulación.
              • Cáncer.
              • Obesidad.
              • Enfermedades neuromusculares y del tejido conectivo.
              • Cardiopatías.
              • Personas con un proceso infeccioso o fiebre.
              • Quienes hayan consumido alcohol antes de la sesión.
              • Enfermedades mentales.
              • Insuficiencia renal.

              El HIFU es un sistema de rejuvenecimiento y remodelación corporal y facial que, sin ser invasivo, mejora la estructura, tonicidad y apariencia de la piel, siendo capaz también de reducir los cúmulos grasos de adiposidad localizada.

              Se lo emplea para realizar lifting sin cirugía ya que ofrece los mismos resultados, pero sin las complicaciones de la intervención quirúrgica, ni acarrea la posibilidad de que las facciones se vean alteradas de alguna manera.

              El tratamiento HIFU consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía en la piel, para remodelar su tejido, mediante ablación térmica.

              En este proceso, los tejidos colindantes no quedan afectados, pues esta es una técnica no invasiva, que trae múltiples ventajas para el paciente.

              Los aparatos de HIFU en estética emiten energía ultrasónica de forma concentrada en un haz de sonido, del mismo modo que una lupa con los rayos del sol, sin causar daño alguno a los tejidos.

              Estos aumentan la temperatura de la zona tratada a unos 65° /  70°, localizando el calor a unos 4.5 mm. de la epidermis, lo que consigue miles de puntos de coagulación muy precisos a diferentes profundidades.

              Dicho mecanismo permite hacer la neocolagenogénesis (remodelación del colágeno), un proceso en el cual los tejidos comienzan a repararse, mejorando notablemente la apariencia de la piel desde la primera sesión.

              Cómo Funciona HIFU

              Cuando HIFU entra en contacto con la piel, la energía ultrasónica atraviesa la dermis y la musculatura superficial llegando a profundidades de entre 1.5 mm., 3 mm. y 4.5 mm., según el caso.

              Genera un incremento de la temperatura del tejido que puede llegar de los 65 a los 75 grados, lo que causa de forma inmediata una contracción de las fibras de colágeno y elastina, con el posterior proceso de reestructuración.

              A su vez, causa millones de puntos microscópicos de coagulación, que son los responsables de causar la respuesta proteica y celular con la remodelación del colágeno y la elastina.

              Es importante resaltar el hecho de que la coagulación térmica es selectiva, por lo que siempre deja espacios intactos en el tejido colindante, lo que favorece la respuesta curativa del cuerpo.

              HIFU trata las fibras de soporte del sistema aponeurótico superficial retrayendo, compactando y creando nuevas fibras que tensan, otorgan tonicidad y definen el contorno del rostro, rejuveneciéndolo de manera natural y preservando sus facciones.

              Beneficios del HIFU

              • Puede usarse en cualquier tipo de piel, sin causar lesiones ni molestias.
              • No es fotosensibilizante, así que puede aplicarse en cualquier época del año.
              • No daña tejidos adyacentes a la zona tratada.
              • Ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, pues mejora la piel a largo plazo y trabaja en cada uno de sus estratos.
              • Da resultados muy similares a los ofrecidos por procedimientos quirúrgicos, puesto que puede eliminar arrugas en ojos, boca y frente de manera manual.
              • Minimiza las marcas de expresión que denotan envejecimiento, debido a la regeneración de colágeno y elastina, de manera natural.
              • Destruye de forma definitiva los adipocitos, por lo que elimina grasa permanente en abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura, previendo, además, la flacidez en el contorno corporal.
              • Requiere de pocas sesiones: basta con unas 3 para conseguir el resultado deseado.

              El HIFU es Indicado Para

              • Personas con flacidez de piel leve o moderada, en un rango etario de 30 a 60 años.
              • Pacientes con mayor grado de flacidez que no quieren o no pueden recurrir a una a cirugía.
              • Individuos con las cejas caídas, flacidez en las mejillas, región mandibular y cuello.

              La sesión con HIFU

              La aplicación de la terapia puede soportarse con facilidad y suele durar de 30 minutos a 2 horas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el nivel de dolor depende de cada persona.

              Habitualmente, se sienten molestias cuando la energía es liberada, pero esto dura solo unos instantes.

              En consecuencia, el paciente puede retomar sus actividades sin problemas, pues, en caso de producirse inflamaciones o enrojecimientos, desaparecerán luego de unas horas.

              Cabe destacar que en algunos casos se puede experimentar una mayor sensibilidad u hormigueo al tacto. Esto es completamente normal y su efecto es temporal.

              Los resultados finales se observan pasados 1 o 2 meses. Incluso, en algunos casos, no son visibles hasta los 6 meses. Sea cual sea la experiencia,  es posible ver la contracción inmediata de los tejidos desde la primera aplicación.

              Resultados de HIFU, Efectos y Alcance del Tratamiento

              Este sistema permite tratar diversas patologías estéticas debido a que trabaja en distintos niveles sobre el tejido. Dependiendo de la capacidad de penetración, HIFU actúa sobre la dermis superficial, la profunda, el SMAS y la grasa subcutánea.

              Con HIFU se obtiene:

              • Tensado de la piel.
              • Mejoramiento del contorno del óvalo facial.
              • Incremento en la densidad del tejido.
              • Minimización de las arrugas.
              • Reducción de depósitos grasos, tanto corporales como faciales (HIFU en papada).
              • Rejuvenecimiento facial que preserva la naturalidad de los rasgos.
              • ·Retraso en la aparición de los primeros signos de la edad.
              • Prolongación de los resultados obtenidos con intervenciones quirúrgicas estéticas previas.
              • Minimización de hiperpigmentaciones.

              Contraindicaciones del HIFU

              No se puede aplicar HIFU en:

              • Heridas abiertas o lesiones en el área del tratamiento.
              • Acné severo o quístico en la zona a tratar.
              • Pacientes con implantes activos (marcapasos).
              • Personas con implantes metálicos, rellenos dérmicos o implantes en la área a trabajar.
              • Queloides existente o individuos con tendencia a desarrollarlos.
              • Gente que consuma anticoagulantes o tengan trastornos hemorrágicos o con disfunción hemostática.
              • Embarazos o períodos de lactancia.
              • Niños.
              • Pacientes con enfermedades sistémicas activas o cutáneas que puedan alterar la cicatrización.
              • Individuos con herpes simple.
              • Personas con enfermedades autoinmunes.
              • Diabéticos.
              • Epilépticos.
              • Gente con parálisis de Bell.

               

              Posibles Efectos Secundarios de la Aplicación de HIFU

              • Eritema en la zona tratada, la cual se va a las 2 horas.
              • Edemas leves después del tratamiento, que desaparecen después de 3 a 72 horas.
              • Molestias posteriores que se van después de 2  horas e, incluso, 2 días.
              • Hematomas leves causados por la rotura de los vasos sanguíneos del tejido blando. Se disipan en un periodo de 2 días a 2 semanas después de la aplicación.
              • Hormigueo transitorio.

              HIFU Facial

              En los tratamientos faciales de rejuvenecimiento, HIFU genera la retracción inmediata de las fibras de colágeno y elastina, con la posterior reestructuración molecular de las mismas.

              El tejido se contrae, lo que se percibe desde el exterior como un efecto de tensado de la piel y mejoramiento del contorno como de las zonas que han caído por el paso del tiempo y efecto de la gravedad.

              HIFU estimula de forma natural a los fibroblastos, por lo que el efecto de rejuvenecimiento se mantiene, siendo afectado solamente por el proceso natural de envejecimiento.

              Cómo es la Sesión Facial

              No requiere de preparación previa, el especialista limpia el rostro en profundidad para retirar maquillaje y suciedad.

              Por lo general, se aplica una crema anestésica tópica que reduzca las molestias de la sesión; también, el gel conductor para pasar el cabezal del equipo y permitir que la energía del ultrasonido llegue a los tejidos. La aplicación de HIFU dura de 30 a 90 minutos, dependiendo del trabajo que haya que realizar.

              Cantidad de Sesiones Necesarias

              El número de aplicaciones dependerá de las características de la persona, como el estado de su piel, la edad, hábitos de vida, problema a tratar, etc.

              Por lo general, el mínimo son 2 sesiones, pero esto es completamente variable.

               

              Zonas de aplicación de HIFU Facial

              • Contorno del óvalo.
              • Papada.
              • Patas de gallo.
              • Cuello y escote.
              • Frente.
              • Mejillas.
              • Bolsas y ojeras.
              • Labio superior.

              HIFU Facial: Antes y Después

              Al contrario de la cirugía, HIFU no implica preparación previa ni reposo; tampoco supone alteraciones en la rutina diaria, pero sí es importante evitar la exposición solar de la zona tratada ya que esto puede incrementar la inflamación o el enrojecimiento que suele aparecer después de cada sesión.

              Efectos Colaterales Tratamiento Facial

              Son efectos colaterales temporales, que se resuelven de manera rápida.

              • Hematomas
              • Falta de sensibilidad al tacto
              • Hormigueo
              • Hinchazón
              • Leve enrojecimiento

              HIFU Facial, Contraindicaciones

              • Presencia de heridas abiertas en la zona a tratar.
              • Embarazo o lactancia.
              • Casos de Acné severo.
              • Presencia de marcapasos o desfibriladores.
              • Pacientes con enfermedades inmunosupresoras.
              • Personas con trastornos hemorrágicos o disfunción hemostática.
              • Sobre zonas con implantes de dispositivos eléctricos, piezas metálicas en rostro y cuello. Si se tienen implantes dentales, es necesario cubrir la zona antes de la aplicación de HIFU.
              • Nunca se aplica en caso de rellenos faciales con siliconas.
              • Alteraciones en la normal cicatrización.
              • Epilepsia.
              • Problemas de coagulación.
              • Cáncer.
              • Obesidad.
              • Enfermedades neuromusculares y del tejido conectivo.
              • Cardiopatías.
              • Personas con un proceso infeccioso o fiebre.
              • Quienes hayan consumido alcohol antes de la sesión.
              • Enfermedades mentales.
              • Insuficiencia renal.

              El HIFU es un sistema de rejuvenecimiento y remodelación corporal y facial que, sin ser invasivo, mejora la estructura, tonicidad y apariencia de la piel, siendo capaz también de reducir los cúmulos grasos de adiposidad localizada.

              Se lo emplea para realizar lifting sin cirugía ya que ofrece los mismos resultados, pero sin las complicaciones de la intervención quirúrgica, ni acarrea la posibilidad de que las facciones se vean alteradas de alguna manera.

              El tratamiento HIFU consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía en la piel, para remodelar su tejido, mediante ablación térmica.

              En este proceso, los tejidos colindantes no quedan afectados, pues esta es una técnica no invasiva, que trae múltiples ventajas para el paciente.

              Los aparatos de HIFU en estética emiten energía ultrasónica de forma concentrada en un haz de sonido, del mismo modo que una lupa con los rayos del sol, sin causar daño alguno a los tejidos.

              Estos aumentan la temperatura de la zona tratada a unos 65° /  70°, localizando el calor a unos 4.5 mm. de la epidermis, lo que consigue miles de puntos de coagulación muy precisos a diferentes profundidades.

              Dicho mecanismo permite hacer la neocolagenogénesis (remodelación del colágeno), un proceso en el cual los tejidos comienzan a repararse, mejorando notablemente la apariencia de la piel desde la primera sesión.

              Cómo Funciona HIFU

              Cuando HIFU entra en contacto con la piel, la energía ultrasónica atraviesa la dermis y la musculatura superficial llegando a profundidades de entre 1.5 mm., 3 mm. y 4.5 mm., según el caso.

              Genera un incremento de la temperatura del tejido que puede llegar de los 65 a los 75 grados, lo que causa de forma inmediata una contracción de las fibras de colágeno y elastina, con el posterior proceso de reestructuración.

              A su vez, causa millones de puntos microscópicos de coagulación, que son los responsables de causar la respuesta proteica y celular con la remodelación del colágeno y la elastina.

              Es importante resaltar el hecho de que la coagulación térmica es selectiva, por lo que siempre deja espacios intactos en el tejido colindante, lo que favorece la respuesta curativa del cuerpo.

              HIFU trata las fibras de soporte del sistema aponeurótico superficial retrayendo, compactando y creando nuevas fibras que tensan, otorgan tonicidad y definen el contorno del rostro, rejuveneciéndolo de manera natural y preservando sus facciones.

              Beneficios del HIFU

              • Puede usarse en cualquier tipo de piel, sin causar lesiones ni molestias.
              • No es fotosensibilizante, así que puede aplicarse en cualquier época del año.
              • No daña tejidos adyacentes a la zona tratada.
              • Ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, pues mejora la piel a largo plazo y trabaja en cada uno de sus estratos.
              • Da resultados muy similares a los ofrecidos por procedimientos quirúrgicos, puesto que puede eliminar arrugas en ojos, boca y frente de manera manual.
              • Minimiza las marcas de expresión que denotan envejecimiento, debido a la regeneración de colágeno y elastina, de manera natural.
              • Destruye de forma definitiva los adipocitos, por lo que elimina grasa permanente en abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura, previendo, además, la flacidez en el contorno corporal.
              • Requiere de pocas sesiones: basta con unas 3 para conseguir el resultado deseado.

              El HIFU es Indicado Para

              • Personas con flacidez de piel leve o moderada, en un rango etario de 30 a 60 años.
              • Pacientes con mayor grado de flacidez que no quieren o no pueden recurrir a una a cirugía.
              • Individuos con las cejas caídas, flacidez en las mejillas, región mandibular y cuello.

              La sesión con HIFU

              La aplicación de la terapia puede soportarse con facilidad y suele durar de 30 minutos a 2 horas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el nivel de dolor depende de cada persona.

              Habitualmente, se sienten molestias cuando la energía es liberada, pero esto dura solo unos instantes.

              En consecuencia, el paciente puede retomar sus actividades sin problemas, pues, en caso de producirse inflamaciones o enrojecimientos, desaparecerán luego de unas horas.

              Cabe destacar que en algunos casos se puede experimentar una mayor sensibilidad u hormigueo al tacto. Esto es completamente normal y su efecto es temporal.

              Los resultados finales se observan pasados 1 o 2 meses. Incluso, en algunos casos, no son visibles hasta los 6 meses. Sea cual sea la experiencia,  es posible ver la contracción inmediata de los tejidos desde la primera aplicación.

              Resultados de HIFU, Efectos y Alcance del Tratamiento

              Este sistema permite tratar diversas patologías estéticas debido a que trabaja en distintos niveles sobre el tejido. Dependiendo de la capacidad de penetración, HIFU actúa sobre la dermis superficial, la profunda, el SMAS y la grasa subcutánea.

              Con HIFU se obtiene:

              • Tensado de la piel.
              • Mejoramiento del contorno del óvalo facial.
              • Incremento en la densidad del tejido.
              • Minimización de las arrugas.
              • Reducción de depósitos grasos, tanto corporales como faciales (HIFU en papada).
              • Rejuvenecimiento facial que preserva la naturalidad de los rasgos.
              • ·Retraso en la aparición de los primeros signos de la edad.
              • Prolongación de los resultados obtenidos con intervenciones quirúrgicas estéticas previas.
              • Minimización de hiperpigmentaciones.

              Contraindicaciones del HIFU

              No se puede aplicar HIFU en:

              • Heridas abiertas o lesiones en el área del tratamiento.
              • Acné severo o quístico en la zona a tratar.
              • Pacientes con implantes activos (marcapasos).
              • Personas con implantes metálicos, rellenos dérmicos o implantes en la área a trabajar.
              • Queloides existente o individuos con tendencia a desarrollarlos.
              • Gente que consuma anticoagulantes o tengan trastornos hemorrágicos o con disfunción hemostática.
              • Embarazos o períodos de lactancia.
              • Niños.
              • Pacientes con enfermedades sistémicas activas o cutáneas que puedan alterar la cicatrización.
              • Individuos con herpes simple.
              • Personas con enfermedades autoinmunes.
              • Diabéticos.
              • Epilépticos.
              • Gente con parálisis de Bell.

               

              Posibles Efectos Secundarios de la Aplicación de HIFU

              • Eritema en la zona tratada, la cual se va a las 2 horas.
              • Edemas leves después del tratamiento, que desaparecen después de 3 a 72 horas.
              • Molestias posteriores que se van después de 2  horas e, incluso, 2 días.
              • Hematomas leves causados por la rotura de los vasos sanguíneos del tejido blando. Se disipan en un periodo de 2 días a 2 semanas después de la aplicación.
              • Hormigueo transitorio.

              HIFU Facial

              En los tratamientos faciales de rejuvenecimiento, HIFU genera la retracción inmediata de las fibras de colágeno y elastina, con la posterior reestructuración molecular de las mismas.

              El tejido se contrae, lo que se percibe desde el exterior como un efecto de tensado de la piel y mejoramiento del contorno como de las zonas que han caído por el paso del tiempo y efecto de la gravedad.

              HIFU estimula de forma natural a los fibroblastos, por lo que el efecto de rejuvenecimiento se mantiene, siendo afectado solamente por el proceso natural de envejecimiento.

              Cómo es la Sesión Facial

              No requiere de preparación previa, el especialista limpia el rostro en profundidad para retirar maquillaje y suciedad.

              Por lo general, se aplica una crema anestésica tópica que reduzca las molestias de la sesión; también, el gel conductor para pasar el cabezal del equipo y permitir que la energía del ultrasonido llegue a los tejidos. La aplicación de HIFU dura de 30 a 90 minutos, dependiendo del trabajo que haya que realizar.

              Cantidad de Sesiones Necesarias

              El número de aplicaciones dependerá de las características de la persona, como el estado de su piel, la edad, hábitos de vida, problema a tratar, etc.

              Por lo general, el mínimo son 2 sesiones, pero esto es completamente variable.

               

              Zonas de aplicación de HIFU Facial

              • Contorno del óvalo.
              • Papada.
              • Patas de gallo.
              • Cuello y escote.
              • Frente.
              • Mejillas.
              • Bolsas y ojeras.
              • Labio superior.

              HIFU Facial: Antes y Después

              Al contrario de la cirugía, HIFU no implica preparación previa ni reposo; tampoco supone alteraciones en la rutina diaria, pero sí es importante evitar la exposición solar de la zona tratada ya que esto puede incrementar la inflamación o el enrojecimiento que suele aparecer después de cada sesión.

              Efectos Colaterales Tratamiento Facial

              Son efectos colaterales temporales, que se resuelven de manera rápida.

              • Hematomas
              • Falta de sensibilidad al tacto
              • Hormigueo
              • Hinchazón
              • Leve enrojecimiento

              HIFU Facial, Contraindicaciones

              • Presencia de heridas abiertas en la zona a tratar.
              • Embarazo o lactancia.
              • Casos de Acné severo.
              • Presencia de marcapasos o desfibriladores.
              • Pacientes con enfermedades inmunosupresoras.
              • Personas con trastornos hemorrágicos o disfunción hemostática.
              • Sobre zonas con implantes de dispositivos eléctricos, piezas metálicas en rostro y cuello. Si se tienen implantes dentales, es necesario cubrir la zona antes de la aplicación de HIFU.
              • Nunca se aplica en caso de rellenos faciales con siliconas.
              • Alteraciones en la normal cicatrización.
              • Epilepsia.
              • Problemas de coagulación.
              • Cáncer.
              • Obesidad.
              • Enfermedades neuromusculares y del tejido conectivo.
              • Cardiopatías.
              • Personas con un proceso infeccioso o fiebre.
              • Quienes hayan consumido alcohol antes de la sesión.
              • Enfermedades mentales.
              • Insuficiencia renal.
              Abrir chat